tricky, trip hop,

Tricky, el rey del trip hop

Tricky, el rey del trip hop

(Sonoridades oscuras de turbadora quietud)

Por Pepe Calvo

Mi madre escribe a través de mí, ella era escritora, pero nunca tuvo la oportunidad de demostrar su talento. Es como si me hubiera dicho “no puedo hacer el trabajo para el que estoy predestinada, así que me voy a marchar y voy a dejar que mi hijo lo haga por mí”. Una de las razones por las que el público me ha apoyado tanto es por el suicido de mi madre. Ella es la mitad de mi carrera. Tricky

Nunca se le ha denominado con la etiqueta de rey del trip hop, pero, así como existe el rey del rock (Elvis), el rey del soul (James Brown), el rey del twist (Chubby Checker), y la reina del pop (Madonna) ¿por qué no significar a Tricky como rey del trip hop cuando tiene todas las excelencias para serlo? En 2016 la revista Hünter Art Magazine, www.hunterartmagazine.com, ya lo había destacado con este nombramiento. Tricky ha jugado absolutamente todas las cartas, sus composiciones, su poderosa inspiración y su aspecto, además de su propia vida, la que le ha tocado vivir para obtener esta merecida acreditación. En su obra se puede detectar todo un amplio universo de vida oscura y palpitantes secretos, descubriendo su insatisfacción por vivir sobre una paranoia claustrofóbica, según fue diagnosticado por los profesionales en psiquiatría que ha visitado a lo largo de los años. El nombre de Tricky le viene como un guante si atendemos al significado de esta palabra en su traducción al castellano: difícil, complicado, tramposo, complejo… A tricky situation, una situación complicada…

Naturaleza híbrida El trip hop es un género de música electrónica de naturaleza experimental que hibrida rap, jazz, soul y funk a partir de una variante del breakbeat. Engloba varías formas de música electrónica que se denominan dowtempo en la que destacan el bajo y la caja rítmica. Según opinó la critica: es una fusión de hip hop con música electrónica hasta llegar a acordes en los que, ninguno de estos dos géneros, puedan ser reconocidos como tal, si no que deben figurar convertidos en un ritmo nuevo que escuchamos por primera vez. Se desarrolló paralelamente al Acid Jazz que tuvo mucho más éxito por resultar bailable y discotequero, lo que lo hacía mas comercial. Hacia 1990, la escena musical de Bristol, se vio invadida por diferentes grupos que practicaban extrañas sonoridades oscuras, recurriendo a menudo a la técnica del sampling que tanto se utilizaba en el hip hop, así como poderosos beats de batería. Los medios de comunicación británicos le cuelgan inmediatamente la etiqueta trip-hopera, acuñando el término.

Blue Lines El trip hop no trasciende globalmente hasta que Massive Attack publica Blue Lines (1991) que, aunque no consigue muchas ventas inicialmente, se convierte en un éxito rotundo por parte de la crítica, recibiendo el premio Brit al mejor álbum británico, siendo considerado el primer disco de trip hop editado y uno de los mas vendidos. Sus lideres, Robert del Naja, Andrews Vowles y Grantley Marshall crean una obra magistral, un primer trabajo de gran complejidad, un disco hipnótico que conmueve a la escena musical internacional, en el cual interviene Tricky, que se hacía llamar entonces Adrian Kid; Blue lines es un tributo al soul clásico, al que consiguen remover con la finalidad de hacerlo evolucionar. Nueve temas de gran excelencia y suntuosa inspiración, que forman parte de la antología de la historia de la música británica, configurando una trilogía con sus dos trabajos posteriores, Protection (1994) y Mezzanine (1998), en los que hay que destacar las definitivas voces de Sarah Nelson, Nicolette, Carleen Andersson, Tracy Horn, Liz Fraser…
Adrian, el chico de Bristol
Adrian Thaws, de origen jamaicano, conocido en todo el mundo como Tricky, nació el 27 de enero de 1968 en Knowle West, un pequeño distrito de Bristol. Sus primeros años transcurren en circunstancias melodramáticas pues su padre abandona a la familia antes de su nacimiento y su madre, Maxine Quaye, se suicida cuando él acababa de cumplir los cuatro años de edad. Cuidado y mimado por su abuela que le permitía quedarse en casa viendo películas de terror en vez de asistir a la escuela; a la edad de quince años escribe relatos breves de horror, que no trascienden mas allá de sus cuadernos. Cuando cumple los diecisiete se ve envuelto en enredos policiales de escasos vuelos. Recalar en la música fue algo inesperado pues, pensando en el futuro, entendió que la música le podía proporcionar dinero sin tener que vivir en un mundo de delincuentes de baja estofa. A los dieciocho fue miembro del grupo Fresh four, un conjunto de rap afiliado al sound system, The wild bunch, que sería la génesis de la agrupación Massive Attack, ya que, al deshacerse, tres de sus componentes, la forman. Se une a ellos para separarse unos años después ya que los de Massive no lo tomaban mucho en serio.

Mi voz se jodió cuando tenía quince años, amaba a una chica y cuando ella rompió conmigo, me tomé unas pastillas y la loca de su hermana me metió los dedos en la garganta para hacerme vomitar y me arañó profundamente las cuerdas vocales con sus uñas, empecé a toser sangre sin parar. Mi voz cambió desde entonces. Un médico eminente me dijo, una vez, que podría arreglarlo, pero yo pensé que entonces ya no sonaría como Tricky. Quizá lo haga en un futuro, podría ser el comienzo de una nueva carrera.

Maxinquaye Tricky escribe para la cantante Martina Topley Bird, su novia de entonces, la poderosa Aftermath, que la agrupación Massive Attack rechaza. Publicándola poco después en su primer álbum en solitario, Maxinquaye (4th & B´way Records, 1995), dedicado a su madre. En cada uno de sus temas, la voz de Martina, acompañada por el balbuceo rapero del autor, transita por paisajes oscuros y densos cargados de brumas. Inmediatamente consigue críticas muy positivas, recibiendo en ese mismo año, el premio NME Award al mejor álbum. Fue un rotundo éxito y Tricky alcanzó fama internacional, aunque por ello se sintió terriblemente incomodado. Existe una edition de luxe de este disco que se publicó el mismo año, con muchos extras. En 2009 volvió a reditarse con un CD extra de trece pistas, tomas descartadas de la versión original de 1995 y mezclas inéditas, con algunos de sus temas cantados a capella y otras versiones distintas de las originales.

Tricky ha devorado todo, desde el hip hop y el soul norteamericano hasta el reggae y las diferentes variedades más melancólicas del rock británico de los ochenta. Según la reseña aparecida en la revista Rolling Stone sobre Maxinquaye.

Obra capital Considerado un trabajo de inesperada y enorme madurez, Maxinquaye, se ha convertido en la obra capital del trip hop; es uno de los discos mas destacados e influyentes de la escena musical británica, superando, si se me permite decirlo pues es un trabajo que tiene todo mi respeto y que he escuchado con gran emoción, a Blue lines, aunque son dos visiones muy distintas de este género musical, de gran autenticidad y universalidad.

No tengo nada que ver con el trip hop. No me gustan las etiquetas que la crítica pone a la música, son una mierda, no lo veo de esa manera. Trip hop es un nombre estúpido. Mi inspiración es Billie Holliday. Dijo el cantante de Bristol.

Belcebú Influenciado por grupos dispares como Siouxsie and the Banshes y The especials, su personal imaginación y talento creativo le llevan a componer turbadoras piezas que se apartan de lo establecido creando un mundo autoral auténtico que se sumerge en el soul, haciéndolo evolucionar sin forzarlo, de forma natural: “You don´t”, “Black coffee” (que podría ser una versión del tema del mismo título que interpreta Ella Fitzgerald), “Make a change”, “Hell is around the corner”, en la que utiliza un fragmento de un tema de Isaac Hayes en un sampler a modo de bucle. En el video de esta imprescindible canción, el autor se convierte en Belcebú, cuyo aspecto no parece haber sufrido caracterización alguna. Otro de sus discos que cabe destacar es “Nothing matter” (2013), con la voz sugerente de Nneka, que se ajusta perfectamente al tono vocal de la gran Neneh Cherry, colaboradora y musa de sus primeros discos. Cuando Neneh Cherry comienza a trabajar con Tricky ya destaca por tener una carrera en solitario con varios títulos publicados y haber interpretado algunos temas con The The, la agrupación de Matt Johnson, en su fabuloso disco Infected (1986); nacida en Suecia en 1964, es hija de Don Cherry, el legendario trompetista de jazz.

Films Tricky ha coqueteado también con la industria cinematográfica habiendo intervenido en breves papeles en películas como “El quinto elemento” (1997) de Luc Besson, “Clean” (2004), de Oliver Assayas, etc. aunque pronto declinó su interés en la interpretación.

Obra A lo largo de su carrera se ha rodeado de grandes vocalistas como Allison Goldfrap, P.J. Harvey, Allison Moyet, Francesca Belmonte, y la grotesca Björk, además de las ya mencionadas Neneh Cherry y Martina Topley Bird, consiguiendo en cada disco contarnos el lado difícil de su vida y sus más oscuros secretos utilizando formas de agresividad poética. La discografía de Tricky es muy fructífera, siendo considerado el más prolífico entre los grandes del trip hop como Massive Attack, Portishead, Morcheeba, Goldfrap (Felt mountain), Howie B, etc. Los trabajos más destacados de su primera etapa podrían ser Angels with dirty face (1998), Blowback (2001) y Vulnerable (2003). En sus últimos discos, Skilled mechanics (2016), sigue cultivando su lado oscuro como marca de la casa. Contiene la canción Whos your life donde su rap es acompañado de alentadores acordes souleros. En 2017 publica Ununiform, en 2020, Fall to pieces; y, en 2021, Lonely Guest, en los que intervienen Martina Topley Bird y Francesca Belmonte con otras nuevas voces como Rina Mushonga, Mina Rose, Marta y Smoky Mo. Todos ellos son obras determinantes, aunque, según mi opinión, ninguno deslumbra y tiene la fuerza original y la creatividad de Maxinquaye como tampoco han sido tan alabados por la critica y el público.

De culto Convertido en un autor de culto, su estética indómita impresiona sobre el escenario en cada una de sus actuaciones con su delgada figura y sus rasgos faciales afilados que suele acentuar con maquillaje negro para lanzar una imagen que nos transporte a momentos de locura y confusión. Tricky continúa recitando el rap en forma de poemas sombríos, atravesando paisajes abstractos, como ha hecho siempre; como él mismo afirma, sus canciones están plagadas de juegos mentales claustrofóbicos. Ya en 2022 continua su inspiración tan prolífica como siempre lo fue. Y aunque sigue renegando de la etiqueta de trip hop, la critica continúa viéndolo como su máximo representante. Sigue absolutamente fiel al estilo que siempre le ha caracterizado, reconstruyendo fragmentos de la música negra unida al pop más banal, pasando por el dance, anclado en el nu soul y en su característico halo mítico de sonoridades oscuras de calma perturbadora donde se pueden entrever resquicios por donde aparecen destellos de luz de su viaje introspectivo, a veces cubierto por una fina lluvia y en otras ocasiones por una tormenta.
Final Si tuviéramos que elegir una reina del trip hop, sin duda pensaríamos en Beth Gibbons, la cantante de Portishead, pero esto da para otra historia.

Pepe Calvo

Editor de Hünter Art Magazine

 

Ir arriba