John Baldessari

John Baldessari

Ser o no ser autor

por Pepe Calvo

 

“El autor más importante de los setenta no fue Warhol, fue Godard.” John Baldessari.

Combinando el potencial narrativo de la imagen asociándolo a la dramaturgia del lenguaje, dentro de un sistema arbitrario en el que existen normas de participación activa del espectador en cuanto a la interpretación y contextualización de cada una de las obras y series de las que consta su trabajo, el autor americano John Baldessari (National City, California, 1931 – Los Ángeles, 2020) impone al espectador que en todo momento debe conocer la manera de como enfrentarse al discurso del artista.

Uno de sus primeros trabajos fue la obra “Cremation Project” en la que prendió fuego, en una suerte de ritual, sus obras iniciáticas, en una especie de asunto de repudio, donde también quemó parte del taller donde habían sido creadas, intentando trazar una conexión entre los métodos artísticos y los periodos cíclicos de la vida. Guardando estas cenizas en una urna que es considerada como una de las piezas fundamentales de su primera etapa.

Arquitecto, fotógrafo, pintor, ilustrador y video artista, se apropia involuntariamente de la visión dadaísta y surreal de los clásicos, caminando, desde su inicio, con maneras propias, creando nuevas composiciones e ideas en un nuevo discurso sobre estos conceptos con juegos de yuxtaposición conceptual cargados de sutil ironía y efectos absolutos de dramatismo en unas obras cargadas de narrativa fílmica, reivindicando, sobre todo, los materiales que utiliza para crear sus obras, convirtiéndose en uno de los artistas americanos más influyentes de la segunda mitad del siglo XX.

Hasta los años setenta era mas importante el objeto artístico creado por un artista, una pintura, una escultura, un grabado, una fotografía, pero no un concepto. Es esta una idea expresada en 1969 por Joseph Kosuth, uno de los artistas conceptuales pioneros, “ser artista hoy en día significa cuestionar la naturaleza del arte conceptual”, negando que el espíritu de trabajo, pleno de humor, de Baldessari pudiera adscribirse a la corriente de un arte tan filosófico como el conceptual.

Manteniendo una dicotomía entre lo divertido y lo trágico, comparándose a sí mismo con geniales artistas como Cervantes o Goya, aunando la sagrada literatura con la mayestática plástica, Baldessari demuestra en todo momento que es un autor de gran pureza y una personalidad auténtica.

Cuestionando severamente el concepto de autoría, intentando ser un no – artista, en las series que realizó en los años ochenta, los rostros de las figuras que figuraban en sus composiciones aparecían cubiertos de círculos de colores diferentes con el fin de acentuar el carácter anónimo de los personajes.

Considerando al cineasta suizo Jean Luc Godard, miembro destacado de la Nouvelle Vague, el principal artista visual de la época, destacando el montaje discontinuo de sus films y la forma en que una imagen se crea, fluyendo entre las imágenes, Baldessari ha utilizado en sus obras las técnicas del montaje cinematográfico y ha recurrido, al igual que el célebre cineasta mencionado a la desconexión entre la imagen y el lenguaje.

Pepe Calvo

Editor de Hünter Art Magazine

 

 

[no title] 1982 John Baldessari born 1931 Purchased 1983 http://www.tate.org.uk/art/work/P07853

Picture 008

 

 

 

 

 

Ir arriba