Sé que a ella le molesta que me pase las horas muertas observando expectante la actividad mínima de nuestras vecinas, dos hermanas viejísimas. Le cuesta comprender la fascinación que ejerce sobre mí lo viejo, lo que se acaba irremediablemente, el misterio de dos vidas prontas a consumirse, que se llevarán con ellas montones de vivencias, …

Leer más »