Carlo Mollino

Carlo Mollino

Todo es permisible con tal de que sea fantástico

 

por Pepe Calvo

 

 

La fotografía es un documento falso, más o menos conscientemente fabricado y elegido con objetivos tendenciosos de manera personal, hábilmente manipulado por medio de elipsis, yuxtaposiciones y selecciones o cortes que trasfiguran la imagen, es en resumen un documento capturado de tal forma que solo tiene la apariencia de objetividad.

Carlo Mollino

 

 

Su estilo arquitectónico está influenciado por las formas arquitectónicas de Alvar Aalto y Erich Mendelsohn. Siempre se apartó del racionalismo, aunque no siempre trabajó en arquitectura pues intervino de forma apasionada en otras disciplinas como el diseño de mobiliario, la aeronáutica, el esquí, el interiorismo, los coches de carreras y la fotografía.

Carlo Mollino nace en Turín el 6 de mayo de 1905 y muere en la misma ciudad el día 27 agosto de 1973. Hijo de un ingeniero, gran intelectual de saber renacentista, reconoció la fotografía como un valioso documento para ilustrar y documentar su trabajo, por esta causa había montado un laboratorio en casa donde solía entrar el pequeño Carlo que pronto vio en ella un medio de expresión utilizándola deliberadamente a lo largo de su vida, tanto como arquitecto qué como artista, e incluso como realizador de documentales, o bien retocando imágenes y creando fotomontajes con sus propias fotos.

 

Genio

No hay que fiarse de las apariencias, pues contando con un aspecto físico insignificante, pequeño bigote que podía recordar a Charlie Chaplin en su creación de Charlot, con aspecto tímido e introvertido se escondía un superdotado, un genio que ha sido comparado a su compatriota Leonardo da Vinci.

Se le atribuye la frase que enuncia el presente texto Todo es permisible con tal de que sea fantástico, que pareció marcar su estilo en los diferentes ámbitos en los que se manifestó profesionalmente. Inició su carrera como arquitecto en 1930 diseñando una casa en Forte dei Marmi (Italia) por la que obtuvo el importante premio G.Pistono que comenzó a afianzar su trayectoria.

En junio de 2005, una mesa de roble y vidrio, diseñada por Carlo Mollino en 1949 para la casa Orengo fue vendida en Christie´s de Nueva York por una interesante cantidad de dólares: 3.824.000.

 

Surreal outsaider

Influenciado por el surrealismo, trabajó en plan outsaider, un visionario que abrazó las curvas del movimiento moderno como una creación personal de gran originalidad como nunca se había visto anteriormente en el mundo de la arquitectura, el diseño y el arte. En los años cuarenta en un viaje a los países nórdicos se acerca a las formas ondulantes y suaves, despojadas del organicismo escandinavo pero sin apartarse de su personal estética. Durante toda su carrera utilizó ampliamente la fotografía a la que consideraba como un medio eminentemente moderno y de enorme futuro y repercusión, dedicándose así mismo, a través de ella, a la creación de fotomontajes. Llegando a publicar en 1949 un libro de enorme interés sobre la historia y la critica de la fotografía, Il messaggio dalla Camera Oscura, en cuyo texto manifiesta su gran amor por la imagen fotográfica.

 

 

El Bolidismo

Es considerado el último movimiento artístico del siglo XX. Bebe de las fuentes que emanaba el genio de Carlo Mollino, aunque no parece que se haya significado de esta forma en la Historia del Arte y la Arquitectura. El Bolidismo fue fundado en la ciudad de Bolonia en 1986 (trece años después de la muerte de Mollino) por una veintena de arquitectos recién graduados por la Facultad de Arquitectura de Florencia. En la base del pensamiento bolidista existen conceptos de comunicación, estilo y movimiento unidos a la acción de ligereza, velocidad y multiplicidad ya desarrollados por el arquitecto turinés en buena parte de su obra. Del manifiesto Bolidista se puede entresacar algunas significativas frases:

  • El bolidista tiene amos envejecidos o muertos e ídolos fugaces e intensos.
  • El bolidista considera que el futuro como “no presente” equivale al pasado.
  • El bolidista considera a la historia no como Magistra viate, sino como una aventura emocionante.
  • El bolidista teoriza y actúa simultáneamente.
  • El bolidista está en la vanguardia de sí mismo.
  • El bolidista tiene un único propósito específico en la vida:

 

Pepe Calvo

Editor de Hünter Art Magazine

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ir arriba