Categoría Blog 1
// 14/01/2019
Donyale Luna, Verushka, WIlly Van Rooy, top model, vogue, modelos, fotografía de modas, moda, pasarela de moda, modelos-pasarela, pepe calvo,

Donyale Luna

Donyale Luna es una modelo norteamericana nacida el 31 de agosto de 1945 en Detroit, Michigan, Estados Unidos. En 1966 apareció en la portada de la Vogue británica, siendo la primera modelo negra en hacerlo. Apareció igualmente en varias películas de Andy Warhol y Federico Fellini. Su carrera sigue siendo mítica y su influencia traspasó la moda siendo mua de diseñadores, pintores y cineastas.

Bastante antes de que top models como Cindy Crawford o Claudia Schiffer estuvieran en la cresta de la ola en los años 90, Donyale Luna dejó su huella en la historia de la alta costura gracias a su extraordinaria carrera. Desde aquel momento, su vida se convierte en un torbellino de eventos y encuentros: fiestas en la Warhol’s Factory, contratos exclusivos con fotógrafos de renombre, algún papel pequeño en el mundo del cine. Pero, por desgracia, una sobredosis terminó con su vida en 1979.

Su verdadero nombre es Peggy Ann Freeman y nació en Detroit. Sus padres fueron Nathaniel A. y Peggy Freeman. Fue la menos de tres hermanos. En enero de 1965 su madre mató a su padre de un disparo, a causa de los abusos de este.

La propia Donyale se invenó la hisoria que su verdadero padre biológico era un hombre apellidado Luna y que su madre real era una indígena mexicana con ancestros afroegipcios. Sus hermanos la describían como una niña fantasiosa que vivía en un mundo creado por ella.

Luego de haber sido descubierta po el fotógrafo David Mac Cabe se mudó a Nueva York en busca de un futuro en el mundo del modelaje.

En 1965 un dibujo de ella apareció en la portada de Harper’s Bazaar. Se iniciaba así una carrera mítica. Fue la primera afroamericana en aparecer en la portada de una revista Vogue, en este caso en la edición británica en marzo de 1966 fotografiada por David Bailey.

Según fuentes acreditadas en su primer año de trabajo tenía un contrato de exclusividad con el fotógrafo Richard Avedon, el genio más grande de la fotografía de modas de todos los tiempos.

Fue descrita por la prensa de la época como un cuerpo celestial. Con una belleza única y despampanante. Su trabajo para la Alta Costura francesa abrió las puertas a las modelos negras, hasta ese momento ausentes de los espacios de la moda internacional.

A principio de los 70 su carrera comenzó a declinar, debido a su abuso de las drogas, su comportamiento exéntrico y su tendenia a crear problemas.

Donyale Luna se casó con el fotógrafo italiano Luiggi Cazzaniga.

El 17 de mayo de 1979, Donyale Luna muere en una clínica en Roma, a causa de una sobredosis de heroína. Al morir tenía una hija de 18 meses, Dream.

A diferencia de lo que se suele pensar, Naomi Campbell no fue la primera mujer negra que salió en la portada de Vogue, sino Donyale Luna: en 1966 apareció en la portada de la versión inglesa de esta famosa revista de moda.

Willy van Rooy

Willy van Rooy, nació en La Haya, Holanda, donde asistió al departamento de la Academia de Moda de Bellas Artes (en Rotterdam).

Fue una de las mejores en Londres, París y Nueva York antes de comenzar a diseñar accesorios para Yves Saint Laurent y Karl Lagerfeld. También fue en París que diseñó y produjo su famoso Tunique Unique, que se vendió en todo el mundo y fue usado por muchas celebridades.

En los años 80, se mudó a España, donde diseñó y produjo su propia línea de zapatos WILLY VAN ROOY durante 10 años con gran éxito y llevada por muchos artistas como Cher, las hermanas Pointer, Madonna y muchas otras mujeres maravillosas.

En los años 90, vivió en Los Ángeles, donde durante 2 años fue diseñadora privada de Paula Abdul e hizo una colección de joyas. En 1997 regresó a Holanda después de una ausencia de más de 30 años y diseñó accesorios únicos. Ahora vive en Oregon, Estados Unidos, donde hace joyas para la venta en Internet en ETSY.

Ella tuvo una exposición de todo su trabajo en Madrid, España, y está en muchos libros: La Dictionaire la la Mode (Francia) libros sobre YSL, Helmut Newton, Karl Lagerfeld y MY LOVE IN CLOSE-UP por su esposo durante 40 años, pintor Salvador Maron.

Verushka

Veruschka, es una modelo alemana, nacida 14 de Mayo de 1939 en Königsberg, Prusia Oriental, hoy conocido como Kaliningrado, Rusia. Su verdadero nombre es Vera Gottliebe Anna Gräfin von Lehndorff-Steinort. Su carrera como modelo fue extraordinaria y fue muy popular durante la década de los 60. Ella no era una modelo normal, su versatilidad camaleónica podía hacer que fuera desde Greta Garbo a un leopardo o un árbol. En la vida real sus sesiones de fotos podían llegar a ser realmente extraordinarias hasta el punto de que Diana Vreeland, la editora de Vogue, le dio carta blanca para crear historias de moda con su amante el fotógrafo italiano Franco Rubartelli.

La vida personal y profesional de la modelo Veruschka forma parte de la historia de la moda, no sólo por haber sido fotografiada por los mas grandes fotógrafos de todos los tiempos (Irving Penn, David Baily, Helmut Newton… ) o por haberse convertido con sólo cinco minutos de actuación en la estrella de BLOW UP de Antonioni si no por convertir el trabajo de modelo en algo digno, ella les dio a las generaciones venideras de maniquís alma y voz.

Veruschka es hija de nobles prusianos de rancio abolengo, su familia hasta la llegada del nazismo, era una de las mas poderosas de Alemania, la mansión familiar contaba con mas de cien habitaciones y su padre, Heinrich Graf von Lehndorff-Steinort, fue uno de los cerebros que organizaron la trama para matar a Hitler, fracasaron y tras intentar huir fue asesinado y la madre de Vera tuvo que pagar el coste de la ejecución. Toda la familia (su madre, su hermana y ella misma) fue a parar a un campo de exterminio hasta el fin de Tercer Reich.

Su madre fue la condesa Gottliebe von Kalnein y su padre, era un conde alemán y oficial de reserva, que se convirtió en un miembro clave de la resistencia alemana después de ver como los niños judíos eran golpeados y asesinados.

Después de su muerte, los restantes miembros de la familia pasaron un tiempo en campos de trabajo hasta finales de la Segunda Guerra Mundial. Al final de la guerra la familia se quedó sin hogar. De niña asistió a 13 escuelas diferentes. Tiene tres hermanas.

Siendo una adolescente se traslada a vivir a Florencia para estudiar diseño textil y es allí donde comienza su carrera como modelo, guapa a rabiar con un metro y ochenta y cinco centímetros de altura, ella que siempre se había sentido fea y desgarbada se convierte en una mujer impresionante. Un encuentro casual con Eileen Ford, fundadora de Ford Models, hace que se translade a vivir a N.Y. Allí su esqueleto y su altura son muy apreciados. En Maniatan vive y se inventa una leyenda sobre su pasado, menos triste que el real, y adopta el nombre Veruschka de una forma muy hábil adquiere notoriedad no sólo por su impresionante belleza sino también por darle un nombre exótico que todo el mundo recuerde (su nombre real es Vera).

Todas las grandes modelos tienen su hada madrina y la de ella fue la Diana Vreeland que cae rendida a sus pies en su primer encuentro y le ofrece trabajar en la publicación (once veces portada de Vogue Usa desde 1964). Veruschka no es la típica modelo-maniquí ella aporta sus ideas de cómo se debe preparar el set, expone su opinión sobre el maquillaje y el peinado, y sobre lo que la ropa debe expresar, actúa en cada shooting lo que encanta a Vreeland que da carta blanca a la modelo como creativa en las sesiones de fotos en las que participa.

De ahí las maravillosas fotos de Avedon de ella subida en un árbol vestida de tigresa, o la famosísima sahariana de Yves Saint Laurent en la que ella porta una escopeta de caza, practica en muchas fotos el maravilloso arte del body painting en una época en la que las modelos se maquillaban a sí mismas.

Y llega Antonioni en 1966 y le ofrece un pequeño papel de modelo en Blow up que la convierte en estrella planetaria en un tiempo en el que las modelos tenían cara pero no voz, ni nombre, es en esta época cuando entra en contacto con el mundo del arte y se hace amiga del genial pintor surrealista Salvador Dalí y el todo Hollywood hace cola para conseguir una cita con ella desde Warren Beaty (que no se acostó conmigo porque no coincidimos) hasta DustinHoffman, es el climax de su éxito.

Mas adelante sufre una grave crisis personal que la hace regresar a su Alemania natal durante algún tiempo para curar heridas de niñez que no han tenido tiempo de cicatrizar, y la leyenda se agranda, los rumores dicen que se ha desfigurado en un accidente de tráfico. A su vuelta las cosas habían cambiado bastante en Vogue, la nueva directora rechaza de plano a la antigua Veruschka debido a que su imagen está quemada lo que la impulsa a cortarse el pelo y a comenzar el segundo capítulo de su carrera como modelo.

En los 80’s su carrera gira hacia el mundo del arte donde ella se siente mas a gusto y comienza a hacer performance de body painting con su novio de la época en galerías de arte muy importantes de N.Y, era su manera de exorcizar los fantasmas del pasado.

Y es que en realidad no ha dejado de trabajar hasta la fecha, memorables son los editoriales de moda de Vogue Italia de principios de los 90’s en los que ella posaba para Steven Meisel y sigue siendo musa de diseñadores de la talla de Mickael Kors y sirviendo de inspiración icónica de los 60’s a Dolce Gabbanna o para Ailanto.

A pesar de haber trabajado en el mundo de la moda con los mejores fotógrafos del mundo, Veruschka nunca ha sentido una especial interés por esta industria y no pasaría mucho tiempo hasta que les diese la espalda para transformarse más en una artista que personificaba la liberación de la modelo hacia el punto de vista masculino.

Así, comenzaría a trabajar en proyectos como el realizado con el pintor y escultor Holger Trülzsch en la década de los 70, donde la modelo pintaba su cuerpo y se fundía con el escenario fotografiado, o en su serie de autorretratos “Ash Self Portraits” (1988) documento y perfomance en la cual la artista se caracteriza para cada fotografía contando una historia en cada una de ellas. Desde mediados de los años 90, ha colaborado con diseñadores que van de Helmut Lang aPaco Rabanne para explorar personajes que incluyen “la población urbana y los animales salvajes, presidentes y estrellas de cine”.

Veruschka se asoció con Salvador Dalí y el fotógrafo Peter Beard, quien se la llevó a Kenia. Allí le pidió que se dejara pintar el cuerpo con betún negro para mimetizarse con la naturaleza salvaje; fue entonces cuando la joven diosa descubrió la posibilidad de encarnar animales, vegetales y minerales en unas performances artísticas que trascendían la moda y no necesitaban más imaginación que la suya y la del fotógrafo. Sin intermediarios ni editores. Tardó semanas en eliminar la pintura.

Categories
Categoría Blog 1