Interiorismo, arquitecta Lola Alonso y Javier García Solera, arquitecto

Arquitectura
// 07/02/2017
lola alonso, javier garcía solera, el monastrell,

 
 
 

Proyecto de restaurante junto al puerto de Alicante (Reforma de Local Comercial) (1 estrella Michelin)

 
 

Arquitectos: Lola Alonso Vera. Javier García-Solera.
Fecha obra: 2015-2016.
Empresa constructora SENSES. Rubén GOMIS, aparejador.
Miguel Ángel y Enilio Morillo, carpinteros.
Juan Faura, electricidad.
Talleres Cristina y Espinosa Hermanos, cerrajerías y metales.
Vicente Pacheco, Toldos.
 
 


 
 

El local se encuentra en un edificio propiedad de la Autoridad Portuaria de Alicante, Antiguo Varadero, situado frente a la antigua Lonja de Pescado y junto al actual Club de Regatas de Alicante.
Consta de 2 plantas de edificación (planta baja y entreplanta) y cubierta accesible.
La planta baja contiene terraza adosada descubierta en toda su longitud. 
Tiene forma rectangular, y se accede a través de un pasaje público.
Su materialización se inscribe en el conjunto denominado Varadero del Puerto, de carácter marcadamente portuario y emblemático.
Superficie Construida: 495’98 m2
El local de partida se encontraba carente de uso y, debido a que se encuentra adosado a un pasaje interior, su desocupación le ha conferido una acusada degradación ambiental que se ha tratado de corregir con esta intervención.
Su estructura es de forjados y pilares con estructura mixta de pilares metálicos y de hormigón. La estructura se ha mantenido íntegramente.
Respetamos la edificación original, en cuanto a su formalización, volumetría, elementos auxiliares (rejerias) etc. Manteniendo el carácter portuario y emblemático del conjunto e interviniendo únicamente en el interior.
El restaurante cuenta en la planta baja con un acceso desde el pasaje, un amplio vestíbulo de acogida con área de coctelería y guardarropa, área de comedor con vistas al mar y a la ciudad de Alicante, y la cocina con acceso directo desde el exterior.
Esta planta contiene una terraza adosada en toda su longitud, de 5m. de ancho, con vistas al mar, protegida por amplios toldos y con barra exterior que permite el cómodo servicio a mesas exteriores y áreas diferenciadas de confortable estancia.
La entreplanta ofrece comedores privados o semiprivados, servicio de cocina, aseos públicos y vestuario-aseos de personal. Esta planta también cuenta con acceso independiente de servicio. Las dos plantas se comunican por escalera y ascensor.
Utilizamos materiales que ayuden a potenciar el ambiente portuario evitando tópicas asociaciones y buscando una atmósfera confortable, tranquila y sencilla, que pueda dar acogida a cualquier usuario interesado en la buena mesa disfrutando de un emplazamiento excepcional.
Materiales: Maderas en pavimentos y techos; latón en forros de paredes y mobiliario, textiles, acero en carpinterías; aluminios en barras de bar; cuerdas de yute en elementos auxiliares.
Además del local se ha diseñado gran parte del mobiliario y de la iluminación.