Foxcatcher, crítica de Laura Notario.

Cine
// 30/08/2016
FOXCATCHER, LAURA NOTARIO,

 

Foxcatcher

 
 
***Aviso spoiler***
 
 

Por Laura Notario. Odiaba la lucha libre. Nunca imaginé que podría llegar a ver una película sobre este tema, y menos aún que se convertiría en una de mis “grandes” películas.
El millonario entrenador, John Du Pont (Steve Carell) le propone al campeón, Mark Schultz (Channing Tatum) ser su entrenador, su coach, para conseguir juntos la medalla de oro.
El director Benett Miller, nos irá desvelando de forma sutil y equilibrada, todos los ingredientes de esta historia basada en hechos reales.
Los actores me hicieron preguntarme, si realmente eran actores, dado el trabajo tan sublime de interpretación que se ha conseguido en la película. Después me reafirmaron en mi admiración por la línea de interpretación americana, que recrea la realidad hasta límites indescriptibles.
Lo primero que me llamó profundamente la atención, es la composición física de los personajes. Muy corporal. Es probable que hayan trabajado a partir de arquetipos de animales, pero no hay clichés, ni nada resulta forzado, ni hecho a propósito para fascinarnos. Todo está agarrado desde dentro.
Por otra parte la caracterización y similitud física entre los personajes de la realidad y de la ficción es asombrosa.
Otra delicia de la interpretación y de la película es el ritmo. Marcado por la complejidad emocional de los personajes. La mayoría de las frases no tienen una respuesta inmediata. Es como si se quedaran suspendidas en el espacio. Como si viviéramos en un eterno aburrimiento. Lento y despiadado. Sin tregua. Sin posibilidad de cambio.
Los tiempos muertos que viven los personajes están llenos de vida solitaria. Forzada y dolorosa. No hay interacción. Es prácticamente imposible.
Igual que en la lucha libre, se buscarán, encontrarán las fórmulas para retorcer al otro, para vencerle, tumbarle, pero nunca lo poseerán, aunque aparentemente lo parezca. Porque no es un encuentro sexual. Es una danza de bisontes, de renos. Primitiva y esencial, de presencia, velocidad, fuerza, eficacia y precisión.
Una soledad depresiva y castrada, la de Du Pont, intenta llegar a otra soledad, incapaz de expresarse, la de Schultz. Ambos creen que se han encontrado. Que por fin existe el otro. Porque nunca lo hubo realmente. Du Pont creció en el aislamiento y estuvo supeditado a la tradición y a la autoridad que fueron las que marcaron las pautas. Materialmente poderoso, lleva en su genealogía el maltrato hacia el subordinado. Está acostumbrado a comprarlo todo, a ganar, aunque sus victorias sean falsas y compradas, porque se sabe mediocre. La lucha libre, es su pasión secreta, lo que siempre quiso ser y no pudo, por su condición física y por la censura tácita familiar. Anhelaba ser libre, volar, escapar de su destino de rico privilegiado, como los pájaros que contempla y distingue, pero su familia nunca se lo permitió y él se dejó.
Con solo tres apariciones, sin apenas texto, el personaje de la madre se define de forma espectacular. Vanesa Redgrave está excelente. Impenetrable, castradora y clasista. De una rigidez tan extrema que se materializa en una enfermedad física.
El luchador novel, Mark Schultz no tiene nada, pero posee la constancia de su pasión y está elaborando su técnica con esfuerzo. Vive para eso. Solo necesita creer en sí mismo y reconocerse un triunfador, para ganar la medalla. Tiene un carácter extremadamente introvertido y difícil, marcado por su orfandad y la competencia con su hermano Dave (Mark Ruffalo).
Dave es el verdadero triunfador, en el deporte y en la vida. Sencillo pero sabio en sus planteamientos, es muy cauteloso. Teme herir con su excelencia a los demás. Al fin y al cabo es el único que sabe dar y recibir amor. El único que ha conseguido abrirse, que ha creado una familia, y que se le percibe bastante feliz.
Esto no pueden soportarlo los otros dos. Que no tienen a nadie ni creen que puedan llegar a tenerlo nunca.
Dave, magnífico profesor de la disciplina, busca en la vida real, esa forma no lineal de llegar hasta el rincón más oscuro de su hermano. Acata el golpe, no desfallece, y al final, en algún tipo de quiebro paciente, consigue llegar a ese recóndito lugar donde puede reconfortarle y fortalecerle.
La película sugiere una posible relación amorosa entre Du Pont y Schultz, que no se ve explícitamente. Propiciada por Dupont, las drogas y el alcohol parecen ser la única fórmula para que los dos consigan abrirse y puedan entregarse al otro, logrando ese sucedáneo de amor. Porque el entrenador juega sucio. Tiene mal fondo. Es desleal y está desequilibrado. Es un águila que quiere devorar a su presa y hacerla suya. Atribuirse el triunfo sin escrúpulos y destrozar cualquier posibilidad de armonía.
La música habla de un tiempo pasado, siempre el mismo. Monótono y triste. Las escenas de lucha están grabadas con gran belleza estética. Los colores juegan un papel importante. Generan entusiasmo y vida. Llaman al disfrute.
Es una excelente película. Totalmente recomendable.

Laura Notario
Actriz, profesora de arte dramático y realizadora.
lauranotario.blogspot.com.es
 
 
 


Año: 2014. Duración: 130 min. País: Estados Unidos. Director/a: Bennett Miller. Guión: Dan Futterman, E. Max Frye, Kristin Gore. Música: Rob Simonsen. Fotografía: Greig Fraser. Reparto: Channing Tatum, Steve Carell, Mark Ruffalo, Sienna Miller, Anthony Michael Hall, Vanessa Redgrave, Tara Subkoff, Sherry Hudak-Weinhardt, Guy Boyd, Brett Rice, Jackson Frazer, Samara Lee, Francis J. Murphy III, Jane Mowder, David Bennett, Lee Perkins, Robert Haramia. Productora: Sony Pictures / Annapurna Pictures / Likely Story / Media Rights Capital. Género: Drama | Años 80. Wrestling/Lucha libre. Deporte. Basado en hechos reales. Drama psicológico. Web oficial: http://sonyclassics.com/foxcatcher/

Categories
Cine, Laura Notario