Cine
// 20/05/2018
Alex Garland, Ex-machina, Pepe Calvo, Hunter art magazine,

 
 
 

Ex machina, pieza de cámara

 
 

El género fantástico se alimenta de dos conceptos: el terror y la ciencia ficción. En ambos casos, en el núcleo del relato se encuentra un enigma que abarca dos expresiones: lo real y lo irreal.
El debut como director, del guionista Alex Garland es una pieza de cámara con apenas tres personajes; de carácter teatral, tensa y claustrofóbica, tan austera como solemne, cerebral y espeluznante. En su trama se hallan ideas sobre la condición del ser humano y la identidad femenina. En todo su metraje subyace un aliento trascendental con reflexiones sobre algunos de los aspectos que implican a las sociedades avanzadas de nuestro siglo.
También puede verse como un thriller psicológico cuyo eje central es un triángulo en el que uno de los vértices es cibernético con el poder de la inteligencia artificial.
Con un comienzo que recuerda a Drácula, de Bram Stoker –la llegada de Jonathan al castillo en los Cárpatos, a través de una diligencia, entre la bruma de la noche-, resuelto aquí en un atardecer muy soleado con una avioneta sobrevolando un interminable bosque. También alude su argumento a un Frankenstein de la era digital, cuya criatura es una bella mujer.
Nathan, un programador multimillonario, interpretado por Oscar Isaac, premia a un eficaz empleado de su empresa, Caleb (Domhnall Gleeson), invitándole a su casa laboratorio con el objetivo de hacerle un test a Ava, mujer-robot, interpretada por la actriz de moda, la sueca Alicia Vikander.
Con un brillante diseño de producción, rodada en un hotel en Noruega, bordeado de paisajes luminosos de primavera y verano como, convertidos en el devenir de la historia, en blanco de nevado y gélido invierno, dotan a la película de una rara belleza. Ex machina, la ópera prima de Alex Garland, transcurre a través de diálogos inteligentes e imágenes extraordinarias que hacen aumentar el misterio y el suspense dentro de una trama cargada de giros que comunican mensajes inquietantes en un relato que conforme avanza causa mas turbación, dejando en su desenlace una descorazonadora moraleja al convertir la inteligencia artificial en real y defectuosa, tanto como el ser humano.

Pepe Calvo/Editor y director de Hünter Art Magazine
 
 
 

Título original: Ex Machina, 2015. Duración: 108 min. Reino Unido. Dirección y guión: Alex Garland. Música: Geoff Barrow y Ben Salisbury. Intérpretes: Domhnall Gleeson, Alicia Vikander, Oscar Isaac, Sonoya Mizuno, Corey Johnson, Chelsea Li, Tiffany Pisani. DNA Films/Film4. Distrubuidora: Universal Pictures International.
 
 
Premios
2015: Premios Oscar: Mejores efectos visuales. Nominada a mejor guión original
2015: Premios BAFTA: 5 nominaciones, incluyendo Mejor film británico
2015: Globos de Oro: Mominada a mejor actriz de reparto (Alicia Vikander)
2015: Premios del Cine Europeo: Nominada a Mejor guión y actriz (Alicia Vikander)
2015: National Board of Review (NBR): Mejores películas independientes del año
2015: British Independent Film Awards (BIFA): 4 premios, incluyendo mejor película
2015: Sindicato de Productores (PGA): Nominada a Mejor película
2015: Sindicato de Directores (DGA): Mejor nuevo director
2015: Critics Choice Awards: Mejor película de ciencia-ficción/terror
2015: Críticos de Los Angeles: Mejor actriz secundaria (Alicia Vikander)
2015: Asociación de Críticos de Chicago: Mejor actriz sec. (Vikander) y director novel (Garland)
 
 


 
 

Categories
Cine