Ángel Castaño ANAMNESIS: PASADO VS PRESENTE

Portfolios
// 12/11/2018
Ángel Castaño, pepe calvo, hunter art magazine,

 
 
 

Relaciones entre la memoria, personas y objetos pretéritos

 

La anamnesis es la acción de representarse en la memoria un recuerdo, pero la mente que es muy importante en el procesado de los recuerdos, actúa tamizando la realidad pasada, para luego proyectarla en el presente fragmentada, abstraída y desenfocada; ya que como mecanismo de defensa, entierra u olvida los episodios no deseados.
 
El proyecto se ha llevado a cabo a través de la generación de imágenes que ilustran este concepto. Se pretende que el espectador se identifique con el tema desarrollado, para ello se han empleado fotografías de personas y de objetos que presentan al ser humano en su cotidianeidad y en su carácter inminente. Formalmente se ha plasmado en varias series con técnicas mixtas y un libro de artista, para producirlas se han empleado técnicas manuales y se encuentran en un proceso de investigación abierto a futuras series.
 
El tema del recuerdo es ampliamente tratado por numerosos artistas, para evidenciarlo se han tomado como referentes artísticos a Carmen Calvo que trabaja entre otros soportes la fotografía y el collage, Christian Boltanski que basa su obra en instalaciones y Natividad Navalón que también desarrolla su trabajo interviniendo espacios con sus instalaciones. Como referente literario, Marcel Proust trabaja sobre el recuerdo en sus libros y su evocación a través de los sentidos. Friedrich Nietzsche, filósofo, tomado como referente por sus reflexiones sobre lo importante que es recordar lo que aprendimos.
 
La metodología realizada se ha sustentado en la documentación y estudio de los referentes con diferentes enfoques y medios que nos hablan de la memoria, los recuerdos y el olvido.

 
 
 

1. INTRODUCCIÓN
 
En el arte, como en diversas manifestaciones de la cultura, un tema que se ha tratado y se tratará mientras el ser humano exista es el recuerdo con múltiples variantes y enfoques; de hecho siempre se ha dicho que mientras alguien te recuerde, no desapareces del todo. “Los recuerdos comunes son a veces los más pacificadores” (Marcel Proust, 1871-1922).
 
Para iniciar el trabajo, nos hemos basado en la definición del verbo recordar que nos ofrece el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española 1 y es “traer a la memoria algo”; del sustantivo recuerdo es “memoria que se hace o aviso que se da de algo pasado o de que ya se habló”. Las dos palabras nos conducen al vocablo memoria que es “facultad psíquica por medio de la cual se retiene y recuerda el pasado”.

 


1Anamnesis. Diccionario RAE [en línea]. Recuperado el 10 de enero de 2016.

 
 
 

2. PROPUESTA INICIAL
 
Recordamos las cosas como registramos que ocurrieron, esos registros los hacemos a partir de lo que somos en este momento y de como nos sentimos; esta es nuestra “realidad objetiva” de como ocurrieron, lo hacemos desde nuestro punto de vista, desde nuestra posición, desde nuestros umbrales de percepción y todo sea dicho, no podemos ver nada que no tenga una lógica para nosotros, lo que no entendemos o no apreciamos, no existe, y mucho menos somos capaces de guardarlo en la memoria. “El contenido de una idea en tanto que ella es representación de una cosa; en otras palabras: la entidad de una cosa en tanto que se halla representada en una idea. Es susceptible de adoptar diversidad de grados” (Descartes 2, 1637).
 
Así los recuerdos se van borrando para hacerlos acordes con nuestra memoria, que esta hecha de experiencias y corazón, de sudor y sangre… nuestros recuerdos se disponen como piezas de un rompecabezas o como ladrillos de un puente para allegarnos a aquello que ocurrió en aquel momento3, como si fuéramos ahora las mismas personas que antes; y en muchos sentidos lo somos, cabe también mencionar la etimología de la palabra recordar4, re-cordis del latín volver a hacer pasar por el corazón la memoria, graba en una sola impronta, una imagen multisensorial de sentimientos, vista, oído, tacto, peso, temperatura… todo a la vez y disponiendo estas instantáneas en el tiempo de esta forma se pueden recuperar desde varias posiciones, dependiendo de la dimensión a la que apelemos por eso los detalles corren el riesgo de perderse en tanta complejidad, y a veces la mente transforma detalles que no puede encajar del todo (la mirada no siempre es infinitamente penetrante) para hacerlos más recordables o normales al conjunto del recuerdo.
 
Trabajamos con diferentes recursos formales sobre la anamnesis. Recurrimos a la evocación del recuerdo trayéndolo al presente a través de la transformación mental, desencadenada por estímulos sensoriales, como Charles Swann, protagonista de En busca del tiempo perdido5 de Marcel Proust, rememora recuerdos de su infancia al comer una magdalena.
 
El proyecto tiene su origen en la observación de una fotografía de mi tatarabuela reencontrada en la casa familiar, junto con otras fotografías, objetos y muebles. De grandes dimensiones enmarcada en negro con adornos florales. Recuerdo verla colgada en la sala de estar siendo niño y siempre mi abuela me decía: esta es la abueleta, cumplió cien años. Esa fotografía, oscura, que me producía desasosiego, un día desapareció y no la volví a ver hasta que emergió del fondo de un armario envuelta con una sábana blanca, cuando vaciábamos la casa. Este evento desencadenó una serie de recuerdos normalmente vedados a la simple rememoración sistemática, que están plasmándose en Anamnesis.
 
Con fotografías editadas digitalmente unas e intervenidas con acrílico otras, iniciamos el proyecto.
 
Se desencadenan los recuerdos a través de los cinco sentidos, recibimos un estímulo externo y nuestra mente evoca con mayor o menor nitidez una imagen. “La memoria conserva no solo las imágenes, también guarda las sensaciones” (Gutiérrez Nájera, 1859-95). Por este motivo el proyecto lo conforman series de cinco piezas, aludiendo a los cinco sentidos.
 
Las series, están compuestas por objetos que estimulan los sentidos, personas con ojos tapados, al no ver la mente trabaja, piel humana convertida en abstracción y acrílico, originan texturas visuales y táctiles.
 
Contextualizando, por otro lado, cuando llegamos a la madurez, muchas personas sentimos la necesidad de mirar hacia atrás, de realizar una revisión a todo lo vivido, momentos y personas que han formado parte de nuestro pasado. Morimos igual que nacemos, desnudos y sin bienes materiales, nuestro cuerpo y nuestra mente es lo que nos queda a final de nuestras vidas.
 
Se lleva a cabo un pequeño ejercicio de autoexamen y de reflexión, como artista plástico se siente la necesidad de plasmarlo en diferentes soportes, la pintura medio ya clásico para crear en este caso es sustituida por la fotografía digital, medio que no hemos explorado suficientemente y que para este proyecto hemos decidido usar, mediante la edición de diferentes imágenes, buscamos por un lado al pasado por el aspecto formal y por otro lado al ser digitales la entrada a las nuevas tecnologías artísticas, la multimedia permite la entrada en múltiples lugares virtualmente y la interacción con más espectadores.

 


2Descartes, R. (2007): El Discurso del Método. (p 59). Valladolid: Editorial Maxtor.
3Pinker, S. Como funciona la mente. [en línea]. Recuperado el 20 de junio de 2016.
4Anders, V. Etimologías de Chile. [en línea]. Recuperado el 13 de febrero de 2016.
5Proust, M. (2000): En busca del tiempo perdido: Vol. 1. ( p 39) Barcelona: Editorial Lumen.

 
 
 

3. DESARROLLO CONCEPTUAL
 
La mente muy importante en el procesado de los recuerdos, actúa tamizando la realidad pasada, en un mecanismo de defensa de los humanos, olvidando o prescindiendo de las malas vivencias o edulcorándolas, disfrazándolas y potenciando las buenas.
 
“La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado” “La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla.” (García Márquez6, 1927-2014).
 
Las vivencias pasadas con el transcurso de los años pierden nitidez de forma inconsciente, perdiendo elementos que la acompañan, perdiendo sensaciones, olores, colores… pero un estímulo sensorial puede en un instante retrotraernos al pasado.

 


6García Márquez, G. (1985): El amor en los tiempos del cólera. Madrid: Editorial De bolsillo.
 
 
 
 


Ángel Castaño, pepe calvo, hunter art magazine,

Categories
Portfolios