Adán Aliaga, filmmaker.

Adán Aliaga
// 10/05/2016
adán aliaga, pepe calvo, vicente albero irles, hunter art magazine, arte contemporaneo, maca alicante,

 
 
 

Entrevista con Adán Aliaga

 

Adán Aliaga (San Vicente, Alicante, 1969) es un destacado realizador cinematográfico integrado en el ámbito del cine de autor, su película La casa de mi abuela, un docudrama que cuenta una trama real sobre una cierta etapa de la vida de su propia abuela, realizada en 2005 con pocos medios en su localidad natal, utilizando a su familia y amigos como actores. En 2006 recibió una nominación al mejor documental en los premios de la Academia del Cine Europeo, alzándose también con el premio Jori Ivens al mejor documental en el Documentary Film Festival of Amsterdam, continuando con un sin fin de premios, un triunfo rotundo: Mejor Documental en la Documenta de Madrid (2006), Best Documentary en el Brooklyn Underground Film Festival (New York, 2006), Gran Premio del Jurado en el Hot Docs Festival de Canada; Gran Premio en el Taipei Festival International y muchos otros que nos es imposible recoger aquí. Realizó sus estudios en Barcelona, entre 1992 y 1994 en el Centro de Estudios Cinematográficos de Cataluña y desde entonces ha rodado varios cortos y SEIS largometrajes, siendo el último de ellos, El Arca de Noé, rodado junto a David Valero, que obtuvo el premio al mejor largometraje en el 24 Festival de Cine de Madrid en 2015. Actualmente reside en Nueva York y es desde allí donde habla para los lectores de Hünter.

Pepe Calvo: ¿Para qué sirve el cine? ¿Qué función tiene en la sociedad actual?
Adán Aliaga: No se muy bien para que sirve el cine, pero me gustaría que sirviera como una herramienta para hacer que las personas reflexionen sobre su condición humana. Sobre quienes son realmente y que tipo de vida están llevando. Me gustará que sirviera para enriquecernos en todos los sentidos y hacernos mejor personas. Me gustaría que sirviera para hablar sobre temas y personas olvidadas por nuestra sociedad de consumo. Así podría seguir un poco más pero no se trata de aburrir al lector. No se muy bien cual es la función del cine en estos momentos tan convulsos que estamos viviendo. Para mí el modelo de mundo, de sociedad, en el que vivíamos ha dejado de existir para dar lugar a otra forma de sociedad de consumo mucho más compleja y que está viviendo una gran transformación, y por consiguiente el cine también está buscando su lugar en este nuevo mundo. No me interesa demasiado el cine comercial o “Mainstream” que solo busca la rentabilidad económica. Para mí eso es un producto comercial con la etiqueta de cine. Desde mi punto de vista el cine es algo mucho más profundo que está conectado directamente con la condición humana.

P.C.: ¿Por qué te dedicas a hacer cine?
A.A.: Es algo que yo también me pregunto de vez en cuando. ¿Cómo alguien de un pequeño pueblo, que estudió formación profesional en la rama de mecánica del automóvil terminan haciendo películas independientes? Es evidente que es sistema de educación con el que nos regimos ahora está obsoleto y anticuado. En otras palabras, está muerto. Tenemos que hacer un cambio radical en nuestra forma de ver el mundo, para que esté cambie. No tengo una respuesta clara, quizás en otro universo paralelo continúe siendo mecánico del automóvil, no lo sé. Pero lo cierto que para mí es una herramienta de expresión artística. Comencé haciendo fotografías. Hice mi primera exposición de fotografía individual en la sala municipal de Alicante a finales de los 80, sobre mis experiencias en Irlanda. Luego he continuado haciendo muchas fotos y continuo, pero nunca más las he mostrado públicamente. Me pasé a las imágenes en movimiento y aquí me he quedado por el momento. Aunque me gustará probar otras cosas.

P.C.: ¿Cuáles son tus motivaciones a la hora de escribir un guión?
A.A.: Normalmente son ideas, conceptos o imágenes que llegan a tu cabeza de diferentes formas y se quedan en tu mente lo suficiente para que germine una pequeña idea, una pequeña historia, y es entonces cuando sabes que tienes que contar esta historia, porque si no lo haces continuara creciendo en tu cabeza y no te dejara vivir.

P.C.: ¿Cómo definirías tus películas?
A.A.: Uff, no lo se. Eso creo que lo harían mejor otras personas. Yo no creo que sea muy objetivo para definir lo que hago. Pero en general son películas que hablan sobre personajes al límite, personajes de los que no se suele hablar, personajes solitarios del extrarradio y sobre los mundos al borde de la extinción en los que habitan estos personajes.

P.C.: ¿Cuál es el motivo de que “El Arca de Noé” la rodaras junto a otro realizador?
A.A.: He rodado varias películas junto con otros realizadores. David Valero y yo llevamos colaborando en diferentes proyectos durante los últimos 20 años. Los dos queríamos hacer algo juntos. Simplemente se alinearon los astros para que pudiéramos rodar está “epopeya quántica” en nuestro maravilloso pueblo.

P.C.: ¿Cuáles son los temas que te interesan?
A.A.: Me interesa mucho la soledad, la angustia y el sufrimiento. Me interesan las historias pequeñas que pueden llegar a ser universales. Me interesan todo lo que hable sobre la condición humana. Para mí el cine es una herramienta para conocernos mejor a nosotros mismos. Y es en ese punto es donde más me interesa incidir a la hora de elegir un tema.

P.C.: ¿Quiénes son los directores que te interesan, alguno en especial que te inspire?
A.A.: Hay muchos directores muy interesantes en todo el mundo. No tengo ninguno en especial, bueno salvo Don Luis. Me encanta descubrir directores nuevos, con una visión diferente a la que estamos acostumbrados. Barreré para casa y solo voy a mencionar directores Españoles que me interesan y a los que sigo por diferentes razones. Javier Rebollo. Isaki lacueta. Neus Ballus. Carla Subirana. Borja Cobeaga. Juajo Giménez. Carlos Marques. David Victori. Clara Roquet. Alex Lora. Alfonso Amador. Mar Coll. Manuel Martín Cuenca. Carlos Vermut… Y me dejo cient@s de cineastas españoles muy interesantes.

P.C.: Almodóvar comentaba recientemente su falta de interés hacía la técnica digital en el cine actual; parece ser que su última película, Julieta, la ha rodado por este medio a falta de laboratorios de revelado, que parece que están desapareciendo. ¿Piensas en esta nueva técnica como un avance? ¿Qué opinas?
A.A.: Uff… hace años que nosotros, los del cine “más pobre”, rodamos en digital. De todos modos por ejemplo aquí en estados unidos “muchas” películas y series todavía se ruedan en formato cinematográfico. Para mí lo importante son las historias y como las contemos. El tema de los formatos hace tiempo que está revolucionándose, pero seguirán inventando nuevos formatos, y nuevos equipos técnicos para que las películas se consuman en 3d, 4d, et… pero sinceramente no me interesa. Yo todavía ruedo alguna cosa en S8 y ¿sabes porque… ? porque todavía hay “mucha gente” que consume los formatos de celuloide. Es cierto que la textura y el tono mágico que da el formato de película cinematográfica es muy especial, y cuesta mucho recrear el mismo efecto en digital. Pero un formato digital bien cuidado puede ser igual de efectivo emocionalmente que el “viejo celuloide”. Creo que el futuro es que pueda convivir lo viejo y lo nuevo. En NY, hay algunas salas que todavía proyectan 35mm y te avisan para que lo sepas y se sienten orgullosos de poder hacerlo todavía, para diferenciarse del resto… De esos otros cines donde tienen proyectores de gran calidad que emiten la película con tanta definición de imagen que parece todo irreal.

P.C.: ¿Qué diferencias encuentras entre el cine del pasado y el que se hace en el presente?
A.A.: No encuentro ninguna gran diferencia a parte de esa inocencia que ya se ha perdido… y salvo que la técnica hoy se ha democratizado y todo el mundo puede acceder a ella. Como decía Coppola, llegará un día que una niña de 15 años de un pueblo perdido haga una obra maestra con su cámara “doméstica” Esta revolución de la que hablaba Coppola cuando estaba rodando Apocalipsis Now ya ha llegado. Hoy en día se están haciendo obras maestras, el problema es que no llegan a todo el mundo.

Pepe Calvo. Editor.

 

adán aliaga, pepe calvo, vicente albero irles, hunter art magazine, arte contemporaneo, maca alicante,

Adán Aliaga junto al realizador David Valero.


 
 

Adán Reel from Adan Aliaga on Vimeo.

Categories
Adán Aliaga, Cine