Categoría Blog 1
// 12/10/2020

STATEMENT

Mis proyectos son el resultado de un continuado proceso de evolución basado en mi forma de interpretar y mostrar la realidad. Nacen con una pulsión sucediéndose de forma natural, por decantación.

El tiempo y los recorridos vitales son los que me han  llevado a descubrir que una fotografía significa mucho más de lo que parece a simple vista, y solamente adquiere su significado en función de lo que el fotógrafo, consciente o no, entrega al observador en ella.

Esta reflexión me ha llevado a vestirme de autor, entendiendo que este es causa de su obra.

Inmerso en el ámbito de la práctica artística contemporánea, mi trabajo se cimenta en la reflexión sobre la ambivalencia artístico-documental del medio fotográfico, la construcción conceptual y física de la obra y la relación que establece con el observador.

En la actualidad, esta exploración toma forma aislando al sujeto y deconstruyendo su significado  para hablar sobre temas que me conciernen: la crisis, el paso del tiempo y la ruina que queda.

CARLOS BALSALOBRE
carlosbalsalobre.com
palladiofca.es
estudiobalsalobre.es

Fotógrafo y autor con obra representada por Tamara Kreisler en kreislerart.com Director de la Escuela de Fotografía Estudio Balsalobre


NUEVA ARQUEOLOGIA

El enorme impacto del acontecimiento de nuestra contemporaneidad denominado “Burbuja inmobiliaria” ha dado lugar a un sinfín de sucesos relacionados y concatenados: económicos, sociales, políticos, etc. Hay un antes y un después del mismo, pues ha conmocionado de tal manera, en nuestro entorno más cercano y en la globalidad, que aún no acabamos de digerirlo.

Como si se tratara de una arqueología futura -en nuestro presente-, Carlos Balsalobre ha fotografiado esos lugares en los que se proyectaron unos sueños, unas ilusiones, unas expectativas y que fueron abandonados tras el desmoronamiento de las delicadas y frágiles estructuras que los estaban sustentando. Los ha observado con una visión desde un futuro por venir, pero como lo que ya son: restos de una “civilización desaparecida”, como la arqueología que nuestro futuro dispondrá pero que ya es presente.

El impacto es impresionante: paisajístico, ecológico, social, económico. Estructuras, urbanizaciones, abandonadas que ya resultan inservibles, triste paradoja, porque la vivienda sigue siendo uno de los grandes problemas de la actualidad.

Al contrario que lo que ocurría en la antigüedad clásica: el astrólogo no ha equivocado la ubicación; no se ha agotado el suministro de agua; no ha sido devastada la zona y enterrada bajo sal; no ha sido derrotada una dinastía; no se ha abandonado la ruta hacia los lugares de la economía… Ha sido el siniestro plan de unos cuantos y su afán lucrativo, el que con la connivencia de bancos y las políticas de los países, han favorecido la hecatombe. Aunque el mismo Banco de España, (entre otros) rechazara la idea de que se trataba de una burbuja especulativa. Los constructores, principales beneficiarios del alza de precios, solían negar la existencia de la burbuja, calificándola de «mito» interesado. En una posible cartografía de estos territorios, bien podría leerse: Hic sunt dracones. Hic sunt leones. Terra incognita. Terra ignota.

José Luis Martínez Meseguer

Categories
Categoría Blog 1